Jueves, 13 de Abril de 2017 | 7:08 am

A casi un año del terremoto las zonas afectadas siguen en su proceso de recuperación

Dramáticos testimonios de los afectados

Cargando el player...

El pasado 16 de abril la naturaleza dio un fuerte golpe a las provincias de Manabí y Esmeraldas. Pérdidas humanas y daños materiales dejaron una secuela importante en el pueblo ecuatoriano, que hoy sigue luchando para salir adelante. En Portoviejo la llamada "zona cero" ya fue habilitada al tránsito, mientras que la economía trata de dinamizarse cada día más. Por otra parte, en Manta, los familiares de los fallecidos en el terremoto crearon una asociación (Amores Eternos 16A) para brindarse apoyo y ayuda.

Déjanos tus comentarios