Miércoles, 6 de Septiembre de 2017 | 2:13 pm

Este tipo emocionó a todos con su "sufrimiento humano" pero todo resultó ser una gran mentira

Eduardo Martins decía ser fotógrafo de guerra y vendió sus imágenes a diversos medios. Lo cierto es que nunca estuvo en ningún país en conflicto.

Este tipo emocionó a todos con su sufrimiento humano pero todo resultó ser una gran mentira
Este tipo emocionó a todos con su sufrimiento humano pero todo resultó ser una gran mentira

Cada vez son más comunes los casos de fraude en Internet. Millonarios que nunca tuvieron un centavo o periodistas que jamás entrevistaron a mandatarios. La web y en especial las redes sociales pueden ayudar a inventar una gran historia en torno a un tipo que en realidad es un ciudadano de a pie.

El ejemplo más reciente de este tipo de fraude es el de Eduardo Martins, un joven que se hizo pasar por fotógrafo de guerra y que alcanzó gran popularidad en las redes sociales. Lo cierto es que nunca estuvo en ningún país en conflicto y lo único que hizo fue ocupar Photoshop para adulterar fotografías y venderlas a los medios.

Eduardo Martins 3 600

Agencias como Getty Images o Zuma Press compraron las fotos que Martins ofrecía. Incluso algunos medios realizaron entrevistas y artículos en torno al trabajo de este mentiroso. Llegó a inventar que Netflix estaba haciendo un documental sobre Mosul gracias a su colaboración. Obviamente Netflix no sabía nada de esto, según señala el sitio PlayGround.

En su cuenta de Instagram alcanzó a tener más de 127 mil seguidores y sus fotos e historias sorprendían a todo el que las viera. "Una vez, durante un tiroteo en Irak, dejé de fotografía par ayudar a un niño que había sido golpeado por una bomba molotov y lo saqué de la zona de fuego. Dejé de ser un fotógrafo y fui un ser humano", dijo una vez en una entrevista. Claro, todo era mentira.

Eduardo Martins 600

Lo que hacía era tomar fotografías de destacados fotógrafos y las modificaba a tal punto que los propios dueños de esas imágenes les era difícil reconocer su trabajo.

La mentira comenzó a quedar al descubierto cuando Natasha Ribeiro, una colaboradora de BBC Brasil en Oriente Medio, sospechó de una publicación sobre Mosul, Irak con fotografías supuestamente tomadas por Martins. Ni ella ni ninguno de sus compañeros en Oriente Medio habían oído nunca hablar de este "talentoso" fotógrafo.

Las agencias y medios que fueron engañados ya han retirado todo el material de Martins y al verse acorralado, el tipo ha cerrado todas sus redes sociales.

Eduardo Martins 2 600

Pero siempre muy a su estilo, inventó otra farsa en torno a su "autoexilio" de Internet: "Estoy en Australia. Tomé la decisión de pasar un año en una furgoneta rodando por el mundo. Voy a cortar todo, incluyendo internet, también eliminar el Instagram. Quiero estar solo. Hablaremos cuando vuelva. Abrazos".

Ahora hay que ver si se da con el paradero de Martins quien presuntamente es originario de Sao Paulo, Brasil, y se presentaba como fotógrafo de Naciones Unidas en los campos de refugiados, según señala BBC.

Fotos: Playground



pixel

Temas relacionados:

Noticias

Déjanos tus comentarios