Sábado, 17 de Noviembre de 2018 | 3:02 pm

Hijo de Christopher Reeve habló de la lucha de su padre tras el accidente que lo dejó tetrapléjico

"Al principio mi padre estuvo deprimido, el accidente lo golpeó muy fuerte porque él solía ser un hombre muy activo", dijo Matthew Reeve.

Cargando el player...

Christopher Reeve era el invencible, el hombre de acero para toda una generación que creció viéndolo interpretar a Superman, el superhéroe que nada ni nadie lo podía derrotar y que gracias a sus sorprendentes poderes siempre al final del día terminaba salvando al mundo.

Pero el 27 de mayo de 1995, la vida del actor cambió para siempre, luego que en un concurso de equitación sufriera un grave accidente que le provocó la fractura de dos vértebras dejándolo sin la posibilidad de moverse del cuello hacia abajo. 

A más de dos décadas de ese trágico día, Matthew Reeve, hijo mayor del actor reveló detalles de la lucha que su padre emprendió tras el lapidario diagnóstico.

"Cuando se dañó le dijeron: 'Esta es tu silla de ruedas, acostúmbrate a ella. No volverás a recuperar el movimiento'", dijo Matthew al Daily Mail y agregó que a nadie a quien le ocurra algo así debería escuchar esas palabras "porque no son verdad".

El hijo de Reeves habla respecto a los avances que ha tenido la medicina respecto a este tema y que recientemente se han visto en el ejemplo de Jered Chinnock, un estadounidense que quedó parapléjico en 2013 y que se ha convertido en el primer paciente en ser capaz de caminar 100 metros con ayuda de un andador y un tratamiento pionero de estimulación eléctrica continua. De hecho el exitoso tratamiento de Chinnock, fue una de las beneficiadas por la fundación que creó el actor. 

"Entonces no se creía que una lesión de este tipo tuviera cura, pero mi padre tenía esperanza y trabajó arduamente para recaudar fondos para la investigación (...) Él solía decir: 'Queremos encontrar una cura, así que hagámoslo", cuenta.

El primogénito del actor cuenta que el día en que su padre tuvo el accidente, él tenía 15 años y que fueron inmediatamente a verlo ya que sabían que su vida estaba en peligro. "Su lesión era de las más severas, estaba tetrapléjico, necesitaba respiración asistida y cuidados las 24 horas", cuenta.

"Al principio mi padre estuvo deprimido, [el accidente] lo golpeó muy fuerte porque él solía ser un hombre muy activo. Sin embargo, él eligió utilizar lo que le había pasado para ponerle cara a un campo de investigación y a una comunidad que no le interesaba demasiado tener una voz pública, lo que trajo mayor conciencia sobre el tema", cuenta.

A pesar de estar en silla de ruedas y estar imposibilitado de moverse, su hijo cuenta que el actor nunca dejó de estar presente como esposo y padre. "Mi hermano menor Will tenía tres años en el momento del accidente y mi papá le enseñó a montar en bicicleta simplemente dándole instrucciones".

"Él mantuvo su magnetismo, era encantador, gracioso y activo socialmente. Nunca dejó de pelear para conseguir fondos para la investigación. Es un honor continuar con el trabajo que él inició", señala.

Fotos: Shutterstock/Wikipedia/Captura de video

pixel
Temas relacionados:

Noticias

Déjanos tus comentarios