miércoles 11 de mayo 2016

Lloró después de hacerse un bronceado con spray y el efecto fue desastroso

Skyler Davis, de 17 años, decidió broncear su cuerpo con spray, pocos días antes de su fiesta de graduación. Para ello, acudió a un Spa en Toledo (Ohio, Estados Unidos), donde la sesión de bronceado se desarrolló normalmente. 

Lo que le importaba a Skyler era verse atractiva, pero no tuvo en cuenta que cualquier sustancia podría afectar su color artificial y dejar manchas en su piel. Esto le habría servido al salir del centro de belleza, cuando tuvo una fuerte discusión con su novio que la hizo llorar.

"De repente hubo rayas blancas en la cara en vez de un bronceado. Me miré en el espejo, empecé a llorar más, y no había absolutamente nada que pudiera hacer. Las lágrimas rodaron por mi cara y arruinaron completamente mi bronceado spray", cuenta esta joven.

Bronceado completamente arruinado

Las diferencias con su novio las resolvió pronto, pero le tomó más tiempo borrar las huellas del destrozado bronceado falso.

Cerrar