jueves 22 de septiembre 2022

Madre de María Bernal, califica de “crimen de estado” el asesinato de su hija

Como crimen de Estado calificó Elizabeth Otavalo la muerte de su hija, María Belén Bernal

Elizabeth Otavalo acariciaba el féretro de su hija María Belén Bernal mientras voces de mujeres repetían: “Ni una menos, vivas nos queremos”. Cerca de las 11:00, el cortejo ingresó al Teatro de la Universidad Central del Ecuador, en Quito, este jueves 22 de septiembre de 2022.

El miércoles 21 de septiembre el Gobierno Nacional confirmó que los restos humanos hallados en el cerro Casitagua, detrás de la Escuela Superior de Policía, correspondían a María Belén Bernal, desaparecida el domingo 11 de septiembre, después de que ingresara a ese centro de formación para visitar a su esposo, Germán C., instructor de cadetes.

“Mi hija es una víctima, ella murió dentro de la Escuela Superior de Policía, por lo tanto es un crimen de Estado”, sentenció Elizabeth Otavalo, madre de María Belén Bernal, en una breve declaración para la prensa en la Universidad Central.

Asimismo, Otavalo dijo que ha pedido a la fiscal general, Diana Salazar, que la entidad invite a expertos internacionales para que participen en las investigaciones por el femicidio de su hija y aseguró que acudirá a instancias internacionales.

¿Un crimen de Estado?

Juristas consideran que el femicidio de María Belén Bernal configura un escenario complejo para el Estado, por las condiciones en que se produjo y lo relacionan directamente con acciones y omisiones por parte de agentes de la Policía Nacional que pudieron y debieron evitar el fatal desenlace.

Según el penalista Pablo Encalada, “hay una acción, una omisión estatal…, porque se da dentro de una institución estatal, entonces el entorno hace que podamos discutir si se trata o no de un crimen de Estado”.

A criterio de Encalada, el teniente German C. se escapó tres veces de la Policía. “Se escapa cuando en flagrancia no lo detienen; cuando va a la Fiscalía a rendir una versión y tampoco lo detienen, y luego cuando le montan un seguimiento y otra vez vuelve a escapar”, precisó.

Con esta postura coincidió el abogado Ramiro García, quien ha encontrado omisiones por parte de la Policía. “Hay quienes intervienen y otros que no intervienen teniendo la obligación de hacerlo”.

García explicó que no existe código que defina lo que es un crimen de Estado, “es más bien una categoría conceptual criminológica” y que de acuerdo con ello los criminólogos han establecido cuatro puntos que definirían un crimen de Estado.

  • Ser realizado por un funcionario público.
  • Que exista obstrucción de la investigación.
  • Que exista denegación de la justica.
  • Que haya revictimización posterior.

Basado en estos puntos, García señaló que en el caso de María Belén no ha existido obstrucción de la investigación y tampoco denegación de justicia, aunque resaltó que se deberán esperar las acciones posteriores pidiendo transparencia como garantía para evitar la impunidad.

Para Encalada, “definitivamente hay una negligencia del Estado y por lo tanto el Estado debe reparar a la familia”.