jueves 08 de septiembre 2022

Preocupación por el estado de Salud de la Reina Isabel II

La Casa Real británica ha emitido un comunicado en el que los médicos muestran su preocupación por el estado de salud de la monarca de 96 años

La reina Isabel II permanece bajo “supervisión médica” en su residencia veraniega del castillo de Balmoral, según ha confirmado el Palacio de Buckingham en un escueto comunicado. La decisión la han tomado tras un chequeo realizado este jueves que ha confirmado “la preocupación por su estado de salud” expresada por esta misma semana por su equipo médico, que no ha revelado qué padece exactamente la monarca.

Isabel II aceptó personalmente el martes la dimisión de Boris Johnson y encargó a continuación la formación de un Gobierno a la nueva primera ministra, Liz Truss. En las fotos de ese último encuentro, la Reina parecía especialmente frágil apoyada en su bastón y tendiendo la mano derecha, en la podía apreciarse un visible moratón.

Un día después, el Palacio de Buckingham anunció la suspensión de su encuentro virtual con su consejo privado, siguiendo la recomendación de los médicos de “tomarse un descanso” (pese a estar oficialmente de vacaciones y con una agenda reducida).

La noticia llega pocas horas después de que la monarca, de 96 años, fuera fotografiada caminando con la ayuda de un bastón mientras nombraba a la nueva primera ministra británica, Liz Truss

“La Reina está confortablemente en Balmoral”, podía leerse en el comunicado de este jueves del Palacio de Buckingham, que aseguraba que su familia inmediata “ha sido informada”. El Príncipe Carlos y esposa Camila han decidido viajar personalmente al castillo escocés, según ha informado justo después ‘Clarence House’.

El príncipe Guillermo ha decidido acudir también urgentemente a Balmoral, al igual que el Príncipe Andrés y la Princesa Ana, lo que ha contribuido aún más a los temores de los británicos por la salud de la monarca.

El Príncipe Harry y Meghan Markle se unieron también a la procesión familiar desde Alemania, donde se encontraban por la apertura de los Invictus Games, y suspendieron su aparición en los WellChild Awards de Londres para poder estar cerca de la Reina.

La noticia de la “supervisión médica” de la Reina ha interrumpido, incluso, la sesión parlamentaria en la que Liz Truss anunciaba la congelación durante dos años de las tarifas eléctricas. El presidente de la Cámara de los Comunes, Lindsay Hoyle, ha leído públicamente el comunicado y la ‘premier’ ha reconocido que el país estaba “profundamente preocupado por las noticias del Palacio de Buckingham”.