jueves 05 de mayo 2016

Admirable iniciativa que promueve mejores hábitos de consumo

#365unpacked es el nombre del último proyecto del fotógrafo francés Antoine Repessé. Éste consistía en acumular todo los desperdicios que consumió durante los últimos 5 años, para generar conciencia de la cantidad de basura que una persona común y corriente puede tirar, sin darle mayor importancia.

Cajetillas de cigarrillos

Todo comenzó cuando el artista se cuestiono cuál sería el costo en el ambiente, de su adicción a las comidas congeladas.

Una pareja comiendo

Fue entonces cuando dejó de botar los desperdicios de todo lo que consumía: cartones de leche, botellas de agua, cajetillas de cigarros, periódicos, entre otras cosas.

Hombre leyendo periódicos y revistas

Con el pasar del tiempo, algunos amigos le imitaron, y entre todos juntaron 1.600 cajas de leche, 4.800 rollos de papel higiénico y 800 kilos de papel de diario.

Mujer dentro de un basurero

"Me interesaba ver cómo un objeto puede perder su singularidad, cuando se transforma en parte de algo masivo. Nos suelen decir la cantidad de desperdicio que producimos, pero creo que una foto puede ser mucho más poderosa e impactante que una tonelada de palabras", cuenta Repessé.

Mujer en un baño lleno de rollos de papel higiénico

A pesar de todas las campañas que han surgido en el último tiempo, lo único que verdaderamente tiene que cambiar es la mentalidad de los consumidores.

Mujer en el baño con productos de limpiez

Buscar usos alternativos para los desperdicios u optar por medios reutilizables, como botellas de vidrio, podrían ser algunas opciones.

Mujer deportista tomando agua embotellada

Comparte este trabajo y ayuda a crear más conciencia de nuestro rol en la contaminación mundial.

Cerrar