miércoles 25 de mayo 2016

Este perrito callejero entró a una estación de policía y ¡encontró trabajo!

Maltratado y desnutrido, el pequeño Gorgi llegó hasta una estación de policías en Puerto Rico, específicamente en la ciudad de Bayamón. Sin estar muy seguro de dónde estaba, el cachorro ingresó temeroso, sin saber que su vida cambiaría para siempre en ese lugar.

Oficial lavando al perro

"Llegó asustado, buscando afecto y protección" dijo el Sargento Tony Montesinos. "Le dimos agua y comida esa tarde, luego de comer él se quedó con nosotros un rato, y luego se fue" continúa.

Sargento con Gorgi en brazos

Al día siguiente de su primer encuentro con los policías de Bayamón, el cachorro volvió a la estación. Los oficiales estaban sorprendidos por lo amigable que era el perro, imaginando el difícil pasado que había tenido. Al ver cuánto disfrutaba estar en el lugar, decidieron adoptarlo.

Gorgi en la estación de policías

Pero Gorgi no solo encontró amor y una familia en esa estación de policía; también encontró un trabajo.

Gorgi con su uniforme de vigilante

Así es, se transformó en el perro vigilante de la estación. Incluso tiene su propia placa y pequeño chaleco de policía.

Gorgi y el Sargento trabajando

"Reduce nuestras tensiones" dijo el Sargento Montesinos. "Aquí todos lo quieren, jamás le faltará comida, agua o amor mientras viva."

Sargento acariciando a Gorgi

Cerrar